Francisco Gálvez es estética y arte; es manejo de la técnica y precisión; es sensibilidad e introspección; es influencia de otros e impronta absolutamente personal. Nos abre las puertas de su magnífico taller en Madrid y no podemos si no quitarnos el sombrero ante la belleza de sus obras.

Francisco Gálvez Cerámica

Quién: El artista Francisco Gálvez

¿Por qué?: Porque es uno de los nombres más importantes del arte, el diseño y la cerámica en España.

Dónde: En su taller de Madrid, en calle Atalaya 2.

Comparte su conocimiento sin reparos. De hecho es de aquellas personas que sólo con escucharle hablar, aprendes, aunque no pretendan enseñar nada. Francisco Gálvez es absoluta franqueza. Más allá de técnica, artistas o materia, se trata de un conocimiento auténtico fruto de la reflexión e introspección personal y maduración de su obra.

Hablando con él se aprecia que no deja nada al azar en su trabajo. La cerámica le viene de familia, ya que su padre tenía una fábrica de porcelana artística en Madrid. Pequeñas pieza, figuras, de cuyo trabajo ha heredado Francisco Gálvez, entre otras muchas cosas, su gusto por lo delicado y el trabajo minucioso. “Desde pequeño estaba en el taller con mi padre”, explica.

Sabemos así de dónde le viene el amor por este mundo. Pero, ¿cómo llega Francisco Gálvez a vivir del arte y la cerámica?

Estudié cerámica en la Escuela de Arte Francisco Alcántara y cuando acabé, en 1993, comencé a desarrollar mi trabajo. Desde el principio he trabajado siempre solo.

Háblanos de tus piezas

Doy prioridad al trabajo de la pieza única sobre la producción en serie. Todas mis obras son diferentes, aunque sigan una línea que las engloba. Cada año saco una nueva colección de piezas. Llevo haciéndolo desde hace 25 años, cuando comencé.

Colección por año que supone mucho trabajo y esfuerzo para ofrecer cosas nuevas, explica Gálvez. Así como estudio de la obra propia y superación, siempre. Obliga de alguna forma a tener una auto exigencia constante que sin duda se nota en sus piezas y en su evolución.

¿En qué te inspiras para crear tu obra?

Partiendo de que mis piezas tienen mucha influencia pictórica, para mí es importante que dibujo y forma se complementen, me fijo bastante en los motivos ornamentales y étnicos que han usado las diferentes civilizaciones a lo largo de la historia. Y me gustan la temática vegetal.

Son fuente de inspiración para mí también artistas como Alexander Cadler, Mark Rothko, Miró o Giacomo Balla. Es importante tener influencias, ver lo que te gusta, conocer y dar una vuelta de tuerca a todo ello, para crear tu sello.
En cerámica me encanta el trabajo de Manuel Sánchez-Algora y en diseño, el estilo de Jonathan Adler.

La moda, también me influye mucho.

En cuanto a las técnicas que utilizas, son piezas muy precisas hechas completamente a mano. Explícanos un poco sobre el proceso.

Sí, se trata de piezas artesanales en las que predomina la decoración y la forma.

Trabajo siempre con pastas en alta, generalmente con barros refractarios, que no tienen tacón ni esmaltado interior, ya que se trata de esculturas, muy decorativas. No son piezas utilitarias.

Realizo dibujos a base de incisiones en el barro y bajo relieves.
Bizcocho las piezas, las esmalto a pincel y cuezo a 1260-1300 grados y finalmente, en tercer fuego, realizo el proceso de decoración.

Francisco Gálvez combina técnicas novedosas, como aplicar grasas a piezas refractarias. Trabajo minucioso y geometría, mucha perfección. Y ruptura de moldes.

A partir de 2013 comenzó a trabajar con medidas en sus piezas, pero haciéndolo todo siempre a mano, sin plantillas.

“Siempre he sido geométrico de forma natural”, explica.

Sus tres últimas colecciones denotan esta evolución. La Colección Espacial, de 2016, es la primera colección en la que los motivos decorativos salen al exterior.
En la colección siguiente, Racional, se prescinde del color para resaltar geometría y forma.

Actualmente Francisco Gálvez está trabajando en la nueva colección de 2018, Esencial. Hemos podido ver un pequeño adelanto. Aquí las formas son menos geométricas, más irregulares, y esenciales en el color.

No es de extrañar que cuando preguntamos a Francisco sobre su herramienta imprescindible, su respuesta sea “un buen pincel”, que se gastan de tanto usarlos. Porque el color en básico en su obra, y el detalle en su aplicación, parte de su lenguaje.

Francisco Gálvez también da clases y se encarga de las prácticas de los alumnos de la Escuela de Arte Francisco Alcántara, desde hace más de 10 años.

¿Qué tal tu experiencia como docente?

Es complicado, hay que organizar bien el tiempo y el trabajo. Ver las aptitudes de cada uno y desarrollar su perfil en dicha dirección.

Comencé a dar clases desde el principio, llevo 25 años. Tengo una media de 10 alumnos que vienen de disciplinas distintas, algunos de la escuela de cerámica y otros de otros sectores.

También suelo impartir un curso intensivo en verano, en la Escuela de Cerámica de la Moncloa.

Y cada año, recibo alumnos en mi taller que realizan sus prácticas de la Escuela de Arte Francisco Alcántara.

¿Qué consejo darías a alguien que esté empezando y quiera dedicarse profesionalmente a la cerámica?

Trabajar y trabajar. Cuando sales de la escuela es cuando comienza verdaderamente el proceso. Con el tiempo y la experiencia me he dado cuenta de que es bueno centrarse en una idea y desarrollar una línea personal, tener una impronta propia. Eso te llevará de una cosa a otra.

Está todo hecho, pero se puede dar una vuelta de tuerca a lo que te gusta, a tus influencias.

También es bueno proyectar previamente la idea. Trabajar, dibujar, plasmarla de la manera que mejor te resulte. Los bocetos aclaran y ayudan en el trabajo.

¿Qué opinas del mercado de la cerámica en España?

Está mejor que en épocas anteriores. Aunque estamos a años luz de otros países.
Los años 90, por ejemplo, fue otra época dorada de la cerámica. Recuerdo que los extranjeros se llevaban las piezas bajo el brazo. Yo vendí piezas, de hecho, a Bill Clinton.

Creo que es un buen momento para la artesanía.

¿Proyectos de futuro?
Lo más inmediato es terminar la nueva colección, que presentaré a principios de año en la Galería Tiempos ModernosY por supuesto, enseguida, ¡pensar en la siguiente!

También estoy dando vueltas a un proyecto, para incluir piezas en puntos de venta, en tiendas. Hacer una línea fresca, más sencilla y para un amplio tipo de público.

Así es Francisco Gálvez, estimulante y creativo, al 100%. Porque en su estudio, hay mucha cerámica, libros por doquier y sus paletas de color. Pero también encontramos bocetos que parecen obras de arte en sí o móviles realizados en otros materiales de estética absolutamente moderna. Obras de arte espontáneas fruto de una mente repleta de ideas que buscan salir.

Gracias Francisco por abrirnos las puertas de tu taller y de tu universo creativo.

¡Un absoluto placer!

Conoce más sobre Francisco Gálvez:

Página web: https://www.franciscogalvez.es/

Si quieres conocer el trabajo y obra de Francisco Gálvez en persona, el jueves 30 de noviembre, a las 19:00, organiza una VENTA ESPECIAL con descuentos, en su estudio, abierta a todos.

Más información:

Venta Especial

Tags:
0 Comentarios

Contesta

Contactanos

Enviando

©2019 Marphil Cerámica. La tienda del ceramista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account