Amasarte es Ana, y Ana en pura cerámica, en cada poro de su piel. Dedicada a ello desde hace más de 10 años, tiene un precioso taller en pleno corazón de Malasaña. Desde el minuto uno que pasé por la puerta de Amasarte, me sentí como en casa. No me extraña que rebose alumnos cada día. Así lleva trabajando, viento en popa desde hace cuatro años. Y prosperando.

Amasarte

Prosperando porque desde enero de este año, cuenta con Sandra, que trabaja para ella en Amasarte, y que ha sumado sus ganas, y su sonrisa, al espacio. Pura energía de la buena.

Quién: AMASARTE @masa_ceramicadeautor
Por qué: Porque es un espacio donde la pasión por la cerámica se respira en el ambiente. Y donde se puede aprender y disfrutar, con ella.
Dónde: En su taller de la calle Minas 6, Madrid

Hace cuatro años, Ana creó su taller-escuela de cerámica Amasarte, pero antes de llegar a ello, recorrió un camino de formación, trabajo y experiencia en el sector.

Ana: Cuando acabé el instituto estudié cerámica artística en Salamanca y más tarde Diseño de Producto en Asturias. Siempre he tenido muy claro que quería hacer cerámica desde el diseño de producto. Y cuando comencé a estudiar, esto no era tan común.

Mientras, iba a talleres municipales para seguir practicando. Y por supuesto, ¡trabajando a la vez!

Y entonces te viniste a Madrid

Sí, vine a Madrid con la intención de encontrar un taller de cerámica para compartir aquí. Estudié muralismo con Manuel Sánchez-Algora en la Escuela de Cerámica de la Moncloa. Allí puse carteles buscando taller. Así fue como me salió un espacio para dar clases en El Alfar de Lavapiés. Y me di cuenta de que lo que más me gusta es enseñar, me apasiona.

Así estuve un tiempo, con muchos alumnos, pero sin llegar a fin de mes. Constantemente buscaba otros trabajos para compaginar.

Y llegó el momento de hacer “clic”…

Sí, porque entre entrevistas y demás, salió un trabajo estable, y me seleccionaron. Pero claro, eso suponía dejar la cerámica… Y lo rechacé. Así fue cómo nació Amasarte.

Una curiosidad bonita es que el padre de Ana comenzó a estudiar cerámica al mismo tiempo que ella, por lo que comparten esta pasión. Y fue quien le apoyó al 100% cuando tomó esta complicada decisión de lanzarse de lleno a la cerámica y vivir exclusivamente de ello.

Entonces nació Amasarte en tu espacio de la calle Minas, en Madrid

Sí, comencé de cero, sin alumnos y conociendo poco Madrid. No sabía exactamente por dónde iba a ir mi camino, pero comencé organizando el espacio, produciendo y haciendo mucha publicidad.

El 1 de septiembre de 2013 abre, “literal”, sus puertas Amasarte. El escaparate está formado por 2 puertas de cristal grandes que van de punta a punta del espacio. Así, Ana decidió abrirlas de par en par y la gente comenzó a llegar.

Entre las personas que pasaron por allí, se presentó Sandra, y aquí comienza su historia en conjunto.

Sandra, ¿por qué comenzaste a asistir a clases con Ana en Amasarte?

Estaba buscando talleres porque desde siempre he tenido el gusanillo de la cerámica dentro. Y comencé y me enganché. Me gustó, mucho, mucho. Porque Amasarte tiene algo muy mágico que es Ana.

Sandra comenzó en el universo de la cerámica y tal era su interés que Ana le aconsejó estudiar en la escuela de cerámica, que avanzara en sus conocimientos. Porque en Amasarte se ofrece un nivel iniciación de cerámica, algo que deja muy claro: “por eso cuando veo que alguien tienen interés de verdad, siempre les digo que vayan a la escuela. De hecho mucha gente sale de Amasarte y va a la escuela de cerámica”.

Ana y Sandra

Así es como Sandra estudió Cerámica Artística en la Escuela de Arte Francisco Alcántara en Madrid, y ahora está haciendo modelismo. Mientras, compagina sus clases con su trabajo en Amasarte.

¿Cómo trabajáis juntas?

La unión entre Sandra y yo surgió de una forma natural. Había mucho feeling entre nosotras y pronto nos hicimos amigas. Yo siempre pensaba, “ojalá me vaya bien y pueda contratar a alguien, y esa persona sería Sandra”.

Así ha ocurrido. Después de mucho trabajo, y de que Ana literal “no tuviera vida”, Sandra se incorporó a Amasarte en enero de 2017, dando clases por las tardes. Y ahora Ana se puede ocupar más de temas de gestión.

Y del proyecto en común que tienen, Ana y Sandra: Masa cerámica

Contadme, ¿qué es Masa cerámica?

Es un proyecto reciente que surgió directamente de nuestro trabajo juntas. Ana había dejado de vender sus piezas, por el negocio de Amasarte, por falta de tiempo, (explica Sandra), pero le seguían llegando pedidos.

Y yo quería hacer este proyecto, de producción propia y venta de nuestras piezas. Es un lugar común de producción y en el que poner nuestros esfuerzos.

En Masa Cerámica entró a formar parte el proyecto AbstraeT de Sandra, un colgante hecho en porcelana que está inspirado en las neuronas, y en esa conexión que hace posible que existan ideas, pensamientos y diferentes personas.

Collar abstraete

Asimismo presentan una colección de tazas y platos, de vajilla utilitaria.
Ana está centrando parte de su trabajo en esta área, actualmente.

Ana: Hay un taller en Valladolid, de donde yo soy, y en el que trabaja mi tío, con el que estamos colaborando. Ellos dominan la técnica y nosotras hemos aportado nuestro diseño. También hemos producido allí.

Esto y junto al restaurante La Encomienda, en el que Ana ha producido desde la vajilla, a lámparas y la pila del baño, Masa cerámica está tomando camino también hacia la hostelería.

¿Siguientes pasos de Masa cerámica?

No hay nada definido, cuentan, irá tomando forma, siempre desde la premisa de hacer en “masa”  lo que realmente nos gusta y nos apetece, en cerámica.

¿Qué consejo le daríais a alguien que quiera vivir de la cerámica y esté empezando?

Ana: yo aconsejo que simplemente lo haga, que este es un buen momento para la cerámica
Sandra: muchos diseñadores han cogido la cerámica como medio, está siento un boom. Y eso se nota también en las clases.

¿Herramientas imprescindibles?

Para Ana, una pequeña sierra que usa para casi todo.

Para Sandra, este palillo de madera.

¿Cuáles son vuestras influencias artísticas?

Sandra: me gusta mucho la joyería y en concreto hay una chica que me encanta: Raluca Buzura. Hace joyas en porcelana para moda.
Y por supuesto también Marta Armada. Hubo una pieza de ella con la que me emocioné

Ana: yo me inspiro en estilos orgánicos, en la cerámica vista, es lo que hago.
Aunque desde siempre Amasarte ha estado vinculada al diseño, que ahora es un boom.

Sólo queda que conozcáis en persona este espacio genial y las personas que forman parte de él. Cada día, hay clases nivel iniciación de cerámica, y los fines de semana monográficos en lo que pasar un rato distendido, que podréis encontrar publicados en The Hobby Maker.

¡Gracias Ana! ¡Gracias Sandra! Por compartir con nosotros vuestra pasión por la cerámica

Si quieres saber más sobre AMASARTE:

http://amasarte.es/

http://www.facebook.com/pg/Amasarte-cerámica-artìstica

http://www.instagram.com/amasarte/

Masa Cerámica

http://masaceramica.es/

Tags:
0 Comentarios

Contesta

Contactanos

Enviando

©2018 Marphil Cerámica. La tienda del ceramista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account