Abrimos las puertas del estudio de Tánata Cerámica, un taller amplio y diáfano, donde se respira trabajo, con bonitos moldes por doquier. Pero, ¿quién está detrás de Tánata? Ana y Natalia, dos personas, ni una más ni una menos, con un proyecto en crecimiento común: desarrollar de principio a fin sus ideas.

Quién: TÁNATA @HelloTanata
Por qué: Porque hacen piezas con mucha personalidad, inconfundibles, y porque se encargan del proceso completo de creación de las mismas.
Dónde: En su taller de Aravaca
Inspiración: la Naturaleza, Lubna Chowdhary, Peter Pincus, Goyo Peño, Julio Galindo

Todos los que nos dedicamos a la cerámica sabemos que desarrollar una pieza de principio a fin, no es algo sencillo. Para llegar de la idea a la pieza deseada, hay que recorrer un largo camino de experimentación e investigación, algo que Natalia y Ana, Tánata, tienen muy desarrollado y que consideran su punto fuerte.

Después de pasar por un precioso parque de prunos, llego hasta el taller de Tánata. Un chalet adosado en cuya planta baja se encuentra el espacio de trabajo de Ana y Natalia.

Me recibe por todo lo alto Eddie, el perro de Natalia, con una pelota en la boca. Y ahí están las dos chicas Tánata trabajando desde primera hora de la mañana, con la lija y con los moldes. Muchos moldes preciosos que descansan sobre una gran mesa. Y alarmas. Alarmas que les indican cuándo ha llegado la hora de vaciarlos.
Un buen truco… y buena organización.

Eddie Tánata Cerámica

Muchos son lo que conocen vuestra marca, pero no quién hay detrás. (Me cuentan entre risas que hay gente que piensa que son varias personas “a bordo”). Pero son sólo dos, y humanas, aunque trabajen como 10.

¿Quién es Tánata?

Tánata somos Ana y Natalia, de hecho el nombre de nuestra marca surge de la unión de nuestros nombres y algo de los Goonies… (comentan entre risas).

Yo estudié Artes Visuales en Colombia y en Madrid realicé un Máster de fotografía y moda en el Instituto Europeo de Diseño (IED), explica Natalia, pero sentí que necesitaba hacer algo con las manos.
Y así fue como conocí a Ana, en la Escuela de Arte Francisco Alcántara, en el área de modelismo.

Ana había realizado asimismo el módulo de cerámica artística y en 2010, comenzaron a trabajar juntas en el taller, realizando un proyecto común de fin de curso.

Varios moldes que desarrollamos en la escuela, son piezas que actualmente forman parte de nuestro catálogo, como Botelflauer, la tetera Ratona o la Jarra Flux. La mayoría las hemos mejorado, eso sí, cuenta Ana.

Piezas Tánata

Pero antes de llegar a ser la marca que sois hoy, hubo un importante camino. ¿Cómo fueron los comienzos?

Comenzamos haciendo proyectos a alumnos del IED que querían desarrollar sus ideas en cerámica. Poco a poco la cosa se fue poniendo más seria, hasta que desarrollamos propuestas para el estudio de diseño Ciszak Dalmas o Andrés Gallardo.

Los primeros elefantes que produjo Andrés Gallardo nacieron aquí, en nuestro taller. Estos encargos nos obligaron a hacer muchas practicas con el color, y de ahí nuestro potencial hoy, en este ámbito.

Al principio éramos muy pequeñitas, explican, mandábamos nosotras mismas nuestras piezas, nada de mensajeros. Y si tenía que ser un domingo a horas intempestivas, allí estábamos.

Y así trabajamos durante casi 2 años, desarrollando proyectos de otros y dando clases en el IED.

Nos dimos cuenta de que nos encantaba hacer encargos pero que también queríamos crear nuestras propias piezas. ¡Y así fue como surgió Tánata!

Y comenzasteis a participar en mercados.

Poder presentar tu propia marca es muy diferente a trabajar únicamente para otros. Gracias a esto, nos presentamos a nuestro primer mercado en el Mercado Central de Diseño. Allí conocimos a Beatriz Palacios, que hace joyería, y comenzamos a trabajar con ella.

También fuimos al Festivalet, mercado que recomendamos totalmente, y comenzamos a ponernos las pilas con las redes sociales, y con nuestra web. Nos llegan muchos clientes por ambas vías, por eso consideramos que es importante hacerlo bien en este sentido.

Tetera Ratona

¿Cómo comienza a crecer vuestro negocio?

Haciendo cada parte del trabajo cada vez más rentable. Al principio todo lo compramos de segunda mano, y cuando comenzamos a cubrir gastos y a ganar algo de dinero, lo primero que hemos hecho ha sido re invertirlo en Tánata. Aunque sea muy pequeña la ganancia, es importante re invertirlo.

Hacerlo todo poco a poco y estar muy atentos a todo. La situación va mejorando. Y sin duda, ampliando el margen de beneficio. Poniendo en valor nuestro trabajo. Es la única forma de avanzar.

Por desgracia, aún lo artesano se relaciona con lo barato o de menos calidad, y por supuesto, no es así.

¿Cuántas horas pasáis en el taller?

Hemos mejorado, (ríen), ante salíamos de aquí a las 12 de la noche. Natalia cogía el último tren de vuelta a Madrid.
Ahora solemos emplear unas 9 horas al día. Lo bueno es que como trabajamos en “casa” (el taller es el antiguo espacio de trabajo de la madre de Ana), ¡comemos comida casera todos los días!

Moldes Tánata

¿Qué consejos le darías a alguien que quiere dedicarse a la cerámica y vivir de ello?

Hay que trabajar muchísimo, dedicar muchas horas de trabajo, no hay atajos. Y sobre todo, no hacer cosas “cutres”. Que lo poco que hagas, esté bien hecho.

También es importante aprovechar las oportunidades. Y explicar MUY BIEN al cliente el proceso de trabajo, para que no haya sorpresas de última hora.

¿Qué destacáis de vuestra forma de trabajar? De vuestra técnica

En lo que más nos diferenciamos es en el acabado, en los esmaltes de nuestras piezas y en su aplicación.
Además, esta es nuestra identidad: tenemos una idea, y la desarrollamos por completo, de principio a fin.

Esmaltes Tánata

¿Cuáles son vuestras piezas favoritas?

El Expri es una de ellas, ¡aunque cuesta decidirse! Y piezas que se venden muy bien son la tetera Ratona, la Tortu y la Pajarra.

Expri Tánata

Piezas todas ellas divertidas, que además de tener una funcionalidad, decoran al máximo. En mi aportación, después de tener el honor de verlas todas y juntas, me quedo con estas dos:

Taza Tánata Cerámica

¿Vuestra herramienta favorita?

Los palillos de metal. A menudo nos lo quitamos entre nosotras sin darnos cuenta. Al final, solemos utilizar las mismas herramientas.

Palillo metálico

Así son Ana y Natalia, Tánata, divertidas y prácticas como sus piezas, con las ideas muy claras y con ganas de seguir aportando mucho diseño al mundo de la cerámica en España.

¿Próximos pasos?

Cambiar nuestra web, renovarla por completo, y saltar al mercado internacional.

Esto junto al trabajo de cada día: sacar 2 colecciones al año, en las que añadimos colores y sacamos 1 o 2 piezas nuevas. Y los encargos, claro.

Una curiosidad asombrosa: Instagram llegó a compartir una foto de Tánata en su propio perfil, dando como resultado un aumento inesperado de seguidores en su cuenta. Una prueba de que si se hacen bien las cosas, si tienes un Instagram bonito, como es el caso, de pronto te sorprendes.

Yo Donna, Canal Casa, TVE2, la revista Casa y Jardín, Elle Decor, la revista BuenaVida de El País… son algunos de los medios que se han hecho eco de su trabajo.

Y ahora también, desde Marphil Cerámica. GRACIAS Ana y Natalia, Tánata Cerámica, por vuestra sencillez, buen rollo y por vuestra aportación a la cerámica de diseño. Sin duda, ¡os seguiremos de cerca!

Cerámica de Tánata

Si quieres saber más sobre TÁNATA:

https://tanata.es/
https://www.instagram.com/hello_tanata/
https://www.facebook.com/Tánata-cerámicamadrid
https://twitter.com/HelloTanata

Tags:
0 Comentarios

Contesta

Contactanos

Enviando

©2019 Marphil Cerámica. La tienda del ceramista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account