El horno es una herramienta básica para el ceramista. Sin el proceso de cocción y vitrificación de pastas y esmaltes, la cerámica no sería cerámica, si no tan sólo arcilla modelada. Por eso, conocer esta herramienta en profundidad, cuidarla y explotar todas sus posibilidades es un gran aliado en el trabajo diario.

El horno y las cocciones en cerámica

Todos conocemos la sensación casi mágica que se produce al abrir el horno. Ese proceso de transformación de las piezas, un antes y un después que aunque repitamos todos los días, no deja de sorprendernos. Pero también esa sensación se puede volver completamente amarga, cuando ocurren accidentes en el horno como roturas, explosión de piezas, piezas pegadas en las placas, esmaltes que no dan el resultado esperado, etc.

horno cerámico Nabertherm

De la mano del experto en hornos Antonio García Bermejo, colaborador de Marphil y asesor técnico, os ofrecemos una serie de consejos para que podáis comenzar a controlar vuestras cocciones.

coloquio sobre el horno y las cocciones en PotteryGym

 

  1. Placas

Las placas dentro del horno sirven para sostener las piezas, así como aislarlas del fondo y laterales, para que no se estropee. Es importante colocarlas a conciencia, manteniendo un equilibrio adecuado sobre sus soportes. Siempre hay que poner 3 puntos de apoyo y no 4 para conseguir mayor estabilidad y evitar roturas.

Es importante siempre elevar la primera placa del suelo del horno respecto al suelo para que circule el aire caliente.

soportes

 

  1. Curvas de cocción

Para calcular la curva de cocción, entre otras variables, intentaremos seguir una pauta standard de  aumento de temperatura a una velocidad media de 150 grados/hora. Si bien podremos ir un poco más lentos al principio, sobre todo al cocer piezas gruesas, y más rápidos en la parte final de la curva. Recordemos que una cocción debe durar el tiempo justo: alargar innecesariamente una cocción será contraproducente.

 

  1. Temperatura idónea

Escoger una temperatura óptima de cocción será clave para conseguir buenos resultados: el bizcocho de las arcillas blancas de baja temperatura se realizará a una temperatura mayor que las pastas rojas y terracotas, siempre pasando de los 1000ºC.

 

  1. Material de carga en alta temperatura, con esmaltes

Hay que tener en cuenta que si ponemos trípodes bajo nuestras piezas (esmaltadas), en alta temperatura, estas se deformarán. Por ello, intentaremos evitar el uso de trípodes en alta temperatura.

El horno y las cocciones en cerámica

 

  1. La importancia de cargar óptimamente tu horno

Una correcta distribución y carga de las piezas dentro del horno hará que consuma menos y cocerá de manera más uniforme. Hay que tener en cuenta asimismo la densidad de carga: la relación entre el tamaño y la potencia del horno, el tipo de piezas, cantidad de piezas a cocer, etc. Todo ello mejorará el resultado en las cocciones.

Piezas en horno cerámico

 

  1. Sácale todo el partido al programador.

Los programadores de hoy en día ofrecen mucha información, tales como tiempo de cocción, consumo, temperatura alcanzada, etc. Lo que ayudará a optimizar tu trabajo y a sacarle el máximo rendimiento..

Si quieres saber más sobre hornos, permanece atent@ a nuestros cursos monográficos y masterclass de PotteryGym.

 

Tags:
0 Comentarios

Contesta

Contactanos

Enviando

©2019 Marphil Cerámica. La tienda del ceramista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account