Contar con estructuras adecuadas para cargar un horno de cerámica garantizará la seguridad de las piezas y una correcta cocción. Existen diferentes materiales, tamaños, formatos y calidades. Estas son las opciones que te ofrecemos desde Tienda Marphil.

 

Placas para el horno

Las piezas se cargan dentro del horno en soportes o placas que se colocan formando pisos. La altura entre los mismos dependerá de la altura de las piezas que vayamos a meter y las separaremos mediante tubos refractarios.

Siempre es mejor poner tres soportes, aunque pensemos que habrá mayor estabilidad con cuatro. El aire circulará mejor y la presión en 3 puntos en lugar de en 4 evitará posibles roturas.

Existe gran variedad de tamaños de placas, en formato redondo y cuadrado liso o cuadrado perforado.

Están hechas de material refractario para aguantar altas temperaturas y su precio oscila entre los 15 y los 56 euros, según el tamaño.

Es importante poner una capa de protector de placas antes de su utilización. De esta forma, si cae esmalte o hay algún accidente, nunca estropeará la placa directamente, podremos rascarlo con mayor facilidad y volver a aplicar el producto protector.

 

Soportes para piezas

Cuando las piezas están esmaltadas en su totalidad, es necesario poner un soporte para que no se peguen a la placa del horno. En este caso utilizamos soportes tipo trípode.

El uso de los trípodes está desaconsejado para alta temperatura, ya que este tipo de pastas se reblandecen mucho y se deformarán durante la cocción si no están apoyadas totalmente sobre la placa.

En tres materiales:

  • De acero. Se presentan en varios formatos, redondo con uno o cuatro puntos de apoyo, o alargados formando una V, con tres puntos de apoyo.

 

  • De cerámica. Trípode cerámico refractario con pinchos metálicos para elevar piezas totalmente esmaltadas por la base.

 

  • Refractarios. Presentan tres puntos de apoyo, hay de dos medidas, que varían según la altura del pincho. También son muy útiles las barritas piramidales.

 

Para piezas tipo joyería, o piezas con agujero, podemos utilizar estructuras con varillas de acero.  Funcionan mejor en baja temperatura, ya que en alta tienden a doblarse. No obstante, se puede probar primero el índice de resistencia al calor y de torsión.

Son finas, hay de varios grosores (2, 3 y 4 mm de diámetro), por lo que son muy útiles para piezas pequeñas tipo cuentas.

Otra opción es utilizar tubos refractarios apoyados en ladrillos con agujeros, también refractarios. En este caso, lo emplearemos para piezas con un agujero de al menos 8mm de diámetro.

El hilo de kantal es una muy buena opción para colgar piezas o incrustarlas en otro soporte. Es resistente y levemente moldeable, posee flexibilidad.

Tanto el hilo de kantal como las varrillas a altas temperaturas pueden doblar, hay que ir probando con cuidado para evitar destrozos.

 

Tubos de soporte para placas

Otro elemento imprescindible para cargar el horno son los tubos de soporte que se colocan entre placa y placa, creando los diferentes pisos. Son el aliado ideal para crear el “tetris” perfecto de piezas en tu horno. Y es importante tener diferentes alturas de estos tubos. En ocasiones unos pocos centímetros supone poner una placa más y por lo tanto,  meter más piezas. Están hechos de material refractario.

 

Conos pirómetricos

Los conos pirómetricos se utilizan para medir la temperatura que alcanza un horno, en el caso de que este no disponga de programador o no sea eléctrico.

Hay de dos tipos:

  • Conos autoportantes. Se venden en cajas de 25 unidades y tienen pie de apoyo, para evitar errores y pérdidas de tiempo derivados de la diferencia de temperatura que puede haber al colocar dicho cono en otro soporte, hecho de un material diferente al cono. Estos conos no trabajan sólo atendiendo a la temperatura sino también a la velocidad de la cocción.
  • Conos pirométricos pequeños. se venden por unidades sueltas o en cajas de 50 unidades. Los conos pequeños  se emplean  como disparadores por temperatura en los hornos cerámicos que lo requieran, deteniendo la cocción manualmente cuando el cono detecta que se ha llegado a la temperatura deseada.

A través de los diferentes números de cono puedes seleccionar el cono adecuado para cada temperatura.

Y tú, ¿qué soporte te gusta más? ¿Cuál de estos soportes es imprescindible para cargar tu horno? ¡Cuéntanoslo en las redes y en Comunidad Marphil!

 

Tags:
0 Comentarios

Contesta

Contactanos

Enviando

©2019 Marphil Cerámica. La tienda del ceramista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account